El lunes 1 de abril, la Comunidad Educativa evocó la gesta de Malvinas, durante un acto realizado a primeras horas de la mañana.

Se escucharon los conceptos de la seño Susana Fleytas y alumnos de cuarto grado, como así también una reflexión de la directora de la institución, Lilian Sbardella, que también abarcó la conmemoración del Día Internacional del Autismo, que se conmemora también el 2 de abril.

El 2 de abril de 1982, tropas argentinas desembarcaron en las islas Malvinas con el fin de recuperar la soberanía que en 1833 había sido arrebatada por fuerzas armadas de Gran Bretaña. A pocos días del desembarco y toma de las islas por parte de la tripulación argentina, la entonces primera ministra de Inglaterra, Margaret Tatcher, envió una fuerte dotación de militares ingleses para dar respuesta y desplazar a la milicia argentina.

El conflicto bélico resultó ineludible. Si bien fue corto, duró alrededor de dos meses y medio, tuvo resultados contundentemente trágicos: 649 bajas argentinas y más de 500 suicidios motivados por secuelas y traumas de posguerra.

El desalentador escenario político, social y económico que Argentina protagonizaba en ese entonces, funcionó como principal motivación para que la dictadura cívico-militar decidiera, de forma apresurada y sin mayores estrategias militares, realizar un acto patriótico y heroico que mejorara su imagen como gobierno. Sin embargo, el fracaso y derrota de las tropas argentinas deterioró aún más su imagen.

A grandes rasgos, la realidad de la guerra de Malvinas no fue otra que la de una clara desventaja de la milicia argentina frente a las fuerzas inglesas, que estaban mejor preparadas y contaban con un armamento superior en fuerza. Nuestros soldados, jóvenes que fueron alistados de forma obligatoria y otros que lo hicieron voluntariamente, fueron mantenidos en precarias condiciones durante los meses en que se produjo la guerra. La falta de comida, de armamento, de comunicación, de directivas claras y coordenadas precisas, fueron moneda corriente para una misión de semejante calibre.

En noviembre del 2000, a través de la Ley 25.370, el día 2 de abril fue declarado Día de los Veteranos y Caídos en Malvinas en homenaje a todos los combatientes caídos y los sobrevivientes de la guerra de Malvinas y sus familiares.

 

Actualmente, la disputa por estas tierras se realiza de manera diplomática y forma parte de las agendas en cumbres presidenciales en las que varios países latinoamericanos y del mundo adhieren al reclamo argentino por la soberanía sobre las islas Malvinas.

El 3 de abril visitaron nuestro Colegio, dos veteranos de guerra. Se trata de Miguel Angel Delgado, presidente del Centro de Ex Soldados Combatientes de Islas Malvinas (CESCIM) y Jorge Guzmán, quienes testimoniaron sus experiencias durante el conflicto. Al término de la charla, nuestros ilustres visitantes recibieron presentes recordatorios, en reconocimiento y gratitud por defender a la Patria en la recuperación de nuestras islas.

Profundamente conmovidos, Delgado y Guzmán agradecieron el gesto y firmaron los cuadernos de los alumnos de sexto grado, que compartieron los resultados de sus trabajos de investigación sobre la guerra.