En el mes de diciembre se acercó al Jardín de Infantes “La Hormiguita Viajera “acompañando a una colega porque se enteró que el colegio estaba buscando personal. Vio la lista de profesionales que se requería y le llamó la atención que hablaban de “Expresión Corporal” y a pesar de su desconfianza porque no conocía ningún colegio al que le interesaba ese tema se inscribió.

En febrero la llamaron dos veces porque la primera vez  seguía descreyendo de la oferta, una tarde se presentó a la entrevista y fue atendida por el Asesor Pedagógico Hugo Uberman a quien recuerda como una persona muy especial por la visión que tenía. Al concluir la charla le expresaron el interés de volver a llamarla cosa que aumentó aún más su ánimo.

En la segunda quincena de febrero recibió la llamada en la que la invitaban a formar parte del equipo de talleristas en el que estuvo por un año y medio. Recuerda esa época como un intenso año con “Proyectos locos, grandes desafíos” comenzaron con las primeras fiestas con un grupo humano espectacular.

Ella pertenecía al área de EDUSA y producía todos los números artísticos en Coordinación con la Profesora Alicia Pereiro. Al Finalizar el año tuvo que interrumpir su actividad en el espacio de expresión corporal  ya que estaba cursando un embarazo con alto riesgo, aun así continuó ligada a la realización de números artísticos.

Este año regreso para formar parte de los Talleres de Folklore tanto del primero como el segundo ciclo con todas las expectativas  y con todo el desafío después de catorce años con la pasión y las ganas intactas.

Autor: Gastón Villalba (4° año)