Susana Tortora es la Coordinadora de Lengua  y Literatura del Colegio  la Ribera. Una de las cosas que comentó en la entrevista realizada es que lo que más le gusta de su rol es la posibilidad de transmitir experiencias, acumuladas en su trayectoria docente y la interacción que se da entre docentes de grado y profesores de nivel secundario, en un ambiente de armonía y ayuda.  Empezó a trabajar en el colegio en el 2007, es decir, hace aproximadamente 12 años, pocos años después de la creación de La Ribera.

Fue casi promediando el año escolar, lo hizo como profesora de Lengua y literatura de quienes conformaron la primera promoción, hoy todos profesionales trabajadores. El grupo humano era pequeño, y la Directora estimulaba a sus docentes para el crecimiento y la excelencia. En el equipo que se desempeñaba como Consejo de tutores y orientadores, había compañeras que fueron sus alumnas en años anteriores. Recuerda a la primera promoción como adolescentes estudiosos y muy activos; lograron preparar trabajos de Literatura de mucha creatividad.

Al año siguiente, comenzó a coordinar el área de Lengua y Literatura en nivel secundario, y posteriormente en nivel primario, tarea que continúa.

“Trabajar con niños y adolescentes de la manera en que la directora Lily Sbardella propone, resultó una experiencia muy buena y sorprendente, dado que se trataba no sólo de brindar conocimientos académicos sino de establecer vínculos humanos con los niños y su familia, que conlleva un seguimiento personalizado, con apertura y sentido de inclusión” precisó.

Las tareas de coordinación y asesoramiento a docentes, es enriquecedora y se potencian con la creatividad que impone la metáfora en Jardín La hormiguita viajera y en primer ciclo de nivel primario. Desde un comienzo, se impulsó el tratamiento de la lectura como instrumento para la comprensión y la producción de textos, eje fundamental en la construcción de la Lengua escrita.

Estas tareas presuponen actividades frecuentes de recorridos diferentes, propuestas, cambios y nuevos enfoques, razones por lo cual se siento muy a gusto y en la seguridad de un ámbito contenedor y creativo.

Por último, cabe mencionar que resalta de su actual trabajo el trato especial y personalizado que reciben los alumnos.

Autor: Lucas Ovando (4° año)