Este colegio surgió un día con el objeto de cubrir las necesidades de nuestra comunidad. Quienes pusimos nuestros esfuerzos para fundarlo y hacer que perdure, hoy sentimos el orgullo del objetivo logrado. Las personas para construir su destino necesitan de instituciones con capacidad de cumplir el rol de guía y ayudar a encontrar la verdadera vocación. Celebremos los quince años de nuestro querido colegio con júbilo y con renovadas esperanzas en el futuro. Breguemos para que sus puertas estén abiertas, hoy y por siempre, adaptándose a nuevos desafíos y transformándose en la herramienta efectiva para continuar formando a los jóvenes del mañana.

Lic. Lilian Sbardella

Directora

Colegio de la Ribera