Aquella persona que trabaja con las manos es un artesano, el que trabaja con la voz un artista, el que usa la mente un intelectual y quién trabaja con el corazón es poeta; sin embargo la única persona que trabaja con las manos, la voz, la mente y el corazón, es sin duda…”un/a Maestro/a”.
Con inmensa gratitud y profundo reconocimiento,  Directivos, padres y alumnos del Colegio de la Ribera saludamos a nuestras maestras de grado: Naty, Moni, María, Susy, Ceci, Naty, Aldana y Romina y a los docentes de áreas especiales: Mariana, José, Claudia (Plástica), Maxi (Música), Alexandra (Cocina), Paola (Ludoteca), Antonella (Teatro), Norma y Erika (Folklore), Iris y Rodrigo (Inglés)
¡FELIZ DIA!

 

 

Con sincero agradecimiento y verdadero afecto, Directivos, Padres y alumnos del Jardín “La Hormiguita Viajera” saludamos a nuestras maestras jardineras: Soledad y Daiana (Sala de 2), Norma y Viviana (Sala de 3), Valeria (Sala de 4) y Analía (Sala de 5) y a los docentes de las áreas especiales: José (Plástica), Ayelén (Música), Andrea (Computación), Gerardo (EDUSA) y Macarena (Inglés)

¡FELICIDADES!

 

AL GRAN MAESTRO, CON CARIÑO

Cada 11 de septiembre, se celebra el Día del Maestro en nuestro país y todo Latinoamérica. La fecha, es un homenaje “al padre del aula”, Domingo Faustino Sarmiento, en el aniversario de su fallecimiento. Así quedó establecido en la Conferencia Interamericana de Educación que se celebró en Panamá en 1943.

 

Sarmiento nació en las Provincias Unidas del Río de la Plata , más precisamente en San Juan, el 15 de febrero de 1811. Fue un político, escritor, docente, periodista y militar. Fue gobernador de su provincia natal entre 1862 y 1864; Presidente de la Nación entre 1868 y 1874 ; Senador Nacional por su provincia entre 1874 y 1879; y Ministro del Interior en 1879.

Su mayor legado fue su lucha por la educación y la cultura de su pueblo. Mientras fue gobernador decretó la Ley de enseñanza obligatoria primaria; como Jefe de Estado logró triplicar la población escolar (de treinta mil a cien mil alumnos), además de crear numerosos establecimientos educativos, no solo escuelas primarias sino lugares como la Academia de Ciencias, la Universidad Nacional de San Juan, la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, la Biblioteca Nacional de Maestros, el Observatorio Astronómico de Córdoba, entre otros.