En el Día del Árbol Formoseño se valoró la importancia de los bosques nativos, remarcando la tarea de concientización que lleva adelante el Colegio a través del Taller de Energías Renovables a cargo del ingeniero Eugenio Bonnet, al promover varias ediciones de Plantatón.También desde el Jardín “La Hormiguita Viajera” se enseña desde pequeños a cuidar el medio ambiente, durante las visitas periódicas a la granja y huerta de ambas instituciones.

La fecha fue instituida por la Legislatura Provincial mediante la Ley Nro 1363/01, producto de un proyecto promovido por la entonces diputada provincial, Beatriz Ramírez de Caja. En los fundamentos se expresa que ese mismo día, pero de 1984 se sancionó la Ley 488, conocida como Ley de Bosques, por la cual se reglamenta y protege la explotación de nuestros bosques y su riqueza maderera. Si bien el texto normativo no lo específica, vale mencionar que la especie representativa de la provincia es el lapacho.

“Los árboles nos ayudan a establecer contacto con el poder de la naturaleza; nos dan herramientas para sanarnos, relajarnos, fortalecernos, cargarnos de energía vital y son portadores de los mensajes de la madre tierra”, destacó Bonnet.

Explicó que además de todo ello “son los distribuidores del oxígeno, tan necesario para vivir por lo que llama, sobre todo a las nuevas generaciones, a sumarse a esta campaña del cuidado y la protección de sus beneficios a abrazar un árbol cada vez que les sea posible”.

El docente planteó también la necesidad de fijar la mirada en los árboles nativos ya que mejoran el paisaje urbano y rural y aumentan el valor de las propiedades y, además, porque su sombra modera las altas temperaturas de verano; recomponen la naturaleza original de cada región y filtran el polvo y disminuyen los ruidos.

También resaltó que los árboles nativos infiltran agua al suelo y amortiguan las inundaciones; son un aporte fundamental ante el cambio climático; atraen los pájaros y otras especies autóctonas; se adaptan mejor al suelo y al clima; dan flores en algunas especies en dos estaciones; protegen del viento y las lluvias y elevan nutrientes enriqueciendo el humus.