En el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tránsito resulta oportuno reflexionar sobre la importancia del cumplimiento de las medidas de seguridad vial y la conducción responsable para resguardar la vida propia y de nuestros seres queridos.
El tercer domingo de noviembre de cada año se conmemora esta fecha con el fin de procurar la reducción de muertes por accidentes de tránsito. Esta realidad se traduce en una enorme pérdida emocional y económica, y es una jornada en la que se reconoce el sufrimiento de las víctimas de los accidentes de tránsito, además del trabajo desarrollado por los servicios de apoyo y rescate.
La Organización de las Naciones Unidas ha informado que actualmente los accidentes de tránsito constituyen la principal causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años en el mundo, y que la cantidad de fallecimientos aumenta año a año.
Los accidentes de tránsito matan a cerca de 1,25 millones de personas por año a nivel mundial, constituyendo los peatones, ciclistas y motociclistas alrededor del 50 % de la totalidad de las víctimas fatales.
Argentina ostenta uno de los índices más altos de mortalidad por siniestros de tránsito. 19 personas mueren por día; hay 6.627 víctimas fatales por año (2019) y unos 120 mil heridos de distinto grado y miles de discapacitados.
En Formosa hubieron 124 víctimas fatales de tránsito en el año 2018, 89 víctimas en 2019 y, hasta el momento,  65 fallecidos durante el año 2020. Esto habla a las claras que debemos asumir con responsabilidad el cuidado de la vida al transitar, como lo estamos haciendo frente al coronavirus.